noticias

Aumentar la productividad y optimizar la gestión empresarial en 4 pasos

productividad y gestion empresarial

La digitalización y las tecnología de información claves para impulsar la gestión de las empresas

El economista italiano Vilfredo Federico Pareto, conocido por promover el Principio de Pareto o la Ley del 80/20, la cual sostiene que el 80% de los resultados se originan del 20% de las causas. 

En el marco político y económico se aplica exitosamente esta teoría. Pareto afirma que aproximadamente el 20% de población posee el 80% del poder político y económico mientra que el 80% restante tiene poca influencia política y fuerza económica.

El Principio de Pareto aplicado en el marco laboral indica que el 80% del trabajo se consigue realizar con el 20% del esfuerzo y el 80%  restante del esfuerzo sólo generaría el 20% de los resultados. Por lo tanto,  el objetivo de las industrias debe ser identificar cuales son los procesos claves que generan más resultados, priorizarlos y optimizarlos para generar mayor productividad.

Por eso las empresas siguen fortaleciendo la transformación digital, pues esta viene acompañada de una serie de beneficios en cualquier tipo de organización como mejorar el desempeño interno y fortalecer la relación con el cliente.

Alineados con las nuevas necesidades del mercado, en CHESS ponemos a la disposición de las empresas de la industria de Consumo Masivo nuestro sistema ERP que permite hacer seguimiento de los procesos fundamentales como:

  • Gestión de clientes, pedidos y stock
  • Seguimiento de la fuerza de venta 
  • Logística y distribución.
  • Liquidación de repartos. 
  • Informes estadísticos, contables y financieros.
  • y más…

Aumentar la productividad en 4 pasos

  1. La tecnología y su uso eficaz es un pilar para aumentar la productividad. Pues herramientas como un sistema ERP permiten medir los procesos y contar con recursos digitales que acompañen las acciones de cada uno de los individuo que intervienen. 
  2. Evaluar la productividad individual. Sin duda para combatir a la apatía laboral es vital identificar si los volúmenes, la distribución y el tiempo que debe implementar cada recurso humano para realizar tareas se adaptan correctamente y de forma balanceada. 
  3. Comunicación para evitar el re-trabajo. Para fomentar buenas prácticas de comunicación entre  clientes internos y externos para esto se recomienda estandarizar la forma en que se comparten los datos y la documentación. Identificar qué actividades pueden ser eliminadas o simplificadas. 
  4. Planificación. Definir plazos reales para aquellas tareas donde participan múltiples áreas de una empresa puede ser uno de los retos más difíciles pero estableciendo cronogramas, gestionando las solicitudes y definiendo prioridades se puede evitar el sobre trabajo.